Louis Braille. Un niño ciego inventa la escritura para ciegos

Posted by on Ago 24, 2016 in Libros | Comentarios desactivados en Louis Braille. Un niño ciego inventa la escritura para ciegos

Louis Braille. Un niño ciego inventa la escritura para ciegos

Louis Braille. Un niño ciego inventa la escritura para ciegos. Acerca del autor Jakob Streit Características Cantidad de páginas: 96 Medidas: 21 x 14 cm. Primera edición: 2015 Hojear las primeras páginas del libro: Para comprarlo o regalarlo, ponte en contacto conmigo: Nombre y apellido (requerido) Correo electrónico (requerido) Asunto...

Continuar leyendo

Dinero & Karma

Posted by on Jun 6, 2016 in Libros | Comentarios desactivados en Dinero & Karma

Dinero & Karma

Dinero & Karma Un ensayo sobre la dimensión espiritual del dinero   Hojear las primeras páginas del libro: Para comprarlo o regalarlo, ponte en contacto conmigo: Nombre y apellido (requerido) Correo electrónico (requerido) Asunto...

Continuar leyendo

Pentecostés

Posted by on May 8, 2016 in Artículos | Comentarios desactivados en Pentecostés

Pentecostés

Conferencia  de Charles Kovacs (4.6.1924) sobre  Karma II Dice Kovacs: En esta conferencia, Rudolf Steiner se dirige directamente al corazón de las personas presentes y al hacerlo, los lleva a la región de la segunda Jerarquía, los Exusiai, los Dynamis y los Kyriotetes, la Jerarquía de Cristo. Una vez creado un clima de reverencia, revela lo que Cristo dijo a sus discípulos más cercanos, palabras que no han sido recogidas en los Evangelios. El tema sobre el que habló Jesús-Cristo en aquella oportunidad fue el tiempo y el espacio. El espacio es la manifestación de Dios padre, él, Cristo, ha venido a la Tierra para traer a las almas la experiencia del tiempo. Pero, como se nos dijo en la conferencia, para poder experimentar el tiempo, primero hemos de morir. Esto no es fácil de entender. A este misterio tenemos que ir acercándonos gradualmente. Recordemos en primer lugar la naturaleza del ser humano que consta de cuatro cuerpos: cuerpo físico, cuerpo etéreo, cuerpo astral, yo. Esta cuádruple conformación es a imagen de, o un reflejo de la estructura cuádruple del mundo. El cuerpo físico ha sido tomado de la sustancia de la Tierra, el cuerpo etéreo del éter universal, el cuerpo astral de lo astral cósmico y, el yo es de la misma naturaleza espiritual del espíritu universal, a saber, las jerarquías. En esta conferencia Rudolf Steiner para hablar de espiritualidad utiliza el término entidad espiritual. En nuestro contexto surge la pregunta: ¿cómo se relacionan estas diferentes entidades con el tiempo? Mediante el cuerpo físico al tiempo sólo lo conocemos como una abstracción, por medio de relojes y a través de estos mecanismos un segundo es igual al siguiente, una hora, igual a la otra. En realidad, por supuesto que ningún segundo es igual a otro. La corriente temporal está  en permanente cambio. Nos acercamos a la verdadera naturaleza del tiempo a través del cuerpo etéreo, portador de la memoria. Gracias a este cuerpo, somos conscientes de que algunos eventos, en cuanto al tiempo, son más recientes y otros más lejanos en el pasado. Mientras que, gracias al cuerpo astral, dirigimos la mirada en dirección opuesta. Este cuerpo es el portador de nuestros deseos y anhelos, y uno desea algo que aún no está aquí. De hecho, hay una conferencia en la que Rudolf Steiner describe al cuerpo astral como una corriente que proviene del futuro, mientras que el cuerpo etéreo es una corriente que viene del pasado. Incluso hay una experiencia bastante conocida, el “dejà vu”, que ilustra esta naturaleza del cuerpo astral: estamos en el extranjero, en un lugar desconocido, un lugar que nunca habíamos visitado antes, pero estamos seguros de que al ingresar en la siguiente calle veremos un edificio específico y allí está, a la vuelta de la esquina. Mediante el cuerpo etéreo y el cuerpo astral tenemos conciencia de dos mitades del tiempo: de lo que ya no es y de lo que todavía no es. Lo que aún nos falta es el ahora, el instante presente. Y comprendemos que esta experiencia sólo puede surgir desde el yo. Pero antes de seguir en esta dirección, tenemos que considerar  otro aspecto del problema del tiempo, el aspecto cósmico, y lo tomaremos tal como nos ha sido transmitido en esta conferencia. Mi propio cuerpo etéreo es físicamente invisible, pero el universo etéreo, las fuerzas etéreas del cosmos son visibles para nosotros en el majestuoso cielo azul. Y la astralidad cósmica también se nos presenta en la luz de las estrellas, los planetas, el sol y la luna. ¿Cómo comprender estas revelaciones en el contexto de nuestra...

Continuar leyendo

La lucha del yo humano

Posted by on Mar 10, 2016 in Artículos | Comentarios desactivados en La lucha del yo humano

La lucha del yo humano

Extraído de: PASCUA – Pasión – Muerte – Resurrección Friedrich Benesch ¡Mis muy honrados, queridos presentes! Ayer hemos intentado ver al Ser yoico divino-espiritual que realizó el Misterio del Gólgota y que desde entonces vive (invisible) entre nosotros. Este intento, en principio lo llevamos a cabo relacionándolo con el Sol y no con el ser humano, quisiera decir, puramente en sí, como se se intentara elaborar una comprensión de la vida para el séptuple yo divino en base al Sol como imagen alegórica. Llegando desde allí nosotros, los seres humanos, podríamos pensar que toda compresión parecida sería relativamente fácil de lograr. Se observan los reinos naturales: El reino mineral se caracteriza porque las piedras poseen un cuerpo material, físico; el mundo vegetal porque a este cuerpo material, físico se suma la vida, las fuerzas vitales; el reino animal porque en esta corporalidad viviente hay un alma. Luego se llega al hombre: El hombre posee un yo. Y es allí donde comienza la dificultad, pues ser un yo y tener un yo existencial por naturaleza, desde la creación, llegar a tener conciencia de ello y no sólo tener un yo, sino utilizarlo, es un proceso sumamente complejo. De modo que pido desde ya disculpas por tener que fatigarlos y fatigarme hoy un poco. El solo hecho de acercarse al yo es, como diría el vecino: una situación agobiante. Muchas veces he tenido que comprobar que hay personas que no pueden con el simple hecho de experimentar el yo; ellos tienen que cuestionarse: eso que hay en mí, o conmigo, o a mi lado, ¿es este yo? Algo queda claro, y es que tenemos que haber podido hacer la experiencia, hemos tenido que haber podido tener esta vivencia de este yo dentro de nuestra conciencia. Pero inmediatamente surge la siguiente pregunta: La conciencia ¿es el yo?, o esta conciencia que tomamos desde que despertamos hasta que volvemos a dormir, en la cual vivimos, ¿sólo es un espacio dentro del cual se despliegan todas nuestras vivencias, desde lo que percibimos afuera, pasando por nuestros pensamientos, representaciones y recuerdos, además de nuestras emociones, nuestros apetitos, nuestras pasiones, y desde los impulsos de la voluntad hasta nuestras acciones? En esta conciencia portamos toda nuestra vida y todas nuestras vivencias. ¿Esto es el yo? O ¿para que se haga posible una vivencia del yo, una representación del yo, tiene que surgir además una auto-conciencia, o una conciencia de sí mismo? ¿Cómo se conforma en primer lugar la conciencia? ¿Qué es lo que hace que por la mañana vivenciemos, cómo se enciende, se aclara, cómo es el espacio coherente y uniforme de afuera y adentro, en el que todo se amasa, y cómo por la noche al dormirnos, se vuelve a borrar? ¿Dónde está, dentro de la conciencia la conciencia de sí mismo? Aquí ya llegamos a algo que es enigmático. Porque el hecho que percibamos  nuestra mismidad, no depende de la percepción directa de la mismidad en la vida cotidiana. Yo digo: yo pienso – pero tengo el pensar en la conciencia, no a mí; yo digo: yo quiero – pero tengo el querer en la conciencia, no a mí. El yo permanece en el trasfondo. Se tiene la impresión de que la continuidad de nuestras vivencias se haya salvaguardada por el hecho de que hoy podemos recordar el ayer y el antes de ayer, etc. Sin embargo, tenemos que volver a preguntar, si en el caso de estas vivencias y experiencias de continuidad se trata del yo o de la percepción del yo. La solución del enigma resulta emocionante. En su ciencia espiritual Rudolf...

Continuar leyendo

Milo y el león

Posted by on Feb 25, 2016 in Libros | Comentarios desactivados en Milo y el león

Milo y el león

Milo y el león Acerca del autor Jakob Streit A Jakob Streit, quien nació en el año 1910 en la ciudad de Spiez, Suiza, cerca del Lago Thun, muchos lectores y editores le agradecen los más variados y hermosos libros de cuentos para niños: El enano Puck, Louis Braille*, El viaje de Tatatuck a la montaña de cristal. Jakob Streit ha narrado leyendas de manera maravillosa: San Nicolás, Quiero ser tu hermano, Leyendas para niños y también cuentos bíblicos:Y hubo luz…, Vayamos a la Tierra Prometida, Construyamos el templo. Además del presente libro, han sido editados otros que al igual que éste, fueron ilustrados por la artista Henriette Sauvant.   Hojear las primeras páginas del libro: Para comprarlo o regalarlo, ponte en contacto conmigo: Nombre y apellido (requerido) Correo electrónico (requerido) Asunto...

Continuar leyendo