Posted by on Jun 11, 2011 in Artículos | Comentarios desactivados en Trimembración de un Organismo Social

Trimembración de un Organismo Social

Ideas para armonizar los distintos ámbitos de la sociedad

El 30 de septiembre de 2009, el señor Dieter Pommerenning habló en la Sociedad Antroposófica sobre este tema. Abordó la temática desde un ángulo específico teniendo en mente la pregunta ¿qué significa esto para la fundación de una comunidad?

Un organismo social dijo, se asemeja a un iceberg, no sólo porque es frío sino porque sólo se puede ver de él una pequeña parte, el resto queda encubierto. Lo más importante es hacer visible esta parte.

Esta tarea, la de ofrecer lineamientos para crear un organismo social sería fácil si se tratase de seguir un modelo, en ese caso existiría una estructura y podrían ser explicadas sus partes. Pero en el caso de la tri-conformación de un organismo social no se trata de un modelo sino de una tarea.

Todo organismo es algo vivo que como tal va cambiando. En el año 1919 Rudolf Steiner escribió el libro “Kernpunkt der sozialen Frage” (El núcleo de la cuestión social), para entonces recién había terminado la primera guerra mundial. Cuatro años más tarde dijo que tendría que volver a escribir el libro puesto que habían cambiado las condiciones, el mundo había cambiado. Hoy, 90 años más tarde no querríamos tomar una receta de ese tiempo, no sólo las realidades sociales son diferentes, sino los seres humanos que las conforman lo son y también ellos se diferencian de sí mismos.

Pero sin embargo hay metas hacia las que podemos mirar. Estas metas ya fueron formuladas en la Revolución Francesa, pero por muchos años permanecieron como conceptos vacíos. Se trata de la libertad, de la fraternidad y de la igualdad.

Libertad en la vida espiritual individual, es la expresión más elevada de la individualidad. A esta individualidad en lo espiritual se suma la vida legal que pone cierto orden en el ámbito de lo social (igualdad). En cuanto a la fraternidad, esta tiene la misión de hacer respetar las distintas capacidades humanas.

¿Cómo aplicamos estos conceptos a un organismo social? Por ahora sólo se trata de metas, tanto para el individuo como para la sociedad.

¿Cómo puedo alcanzar estas metas?

Para responder esta pregunta es necesario observar que estos conceptos en lo cotidiano los estamos aplicando de manera arbitraria, en el caso de la libertad, pensamos que es sentirnos libres es hacer lo que queremos. Cuando en el ámbito económico pensamos en fraternidad, directamente lo asociamos con conceptos tales como el socialismo. En lo que hace a la igualdad, y aquí nos referimos a la vida legal, nos hemos acostumbrado a que nos llegue ordenado desde afuera (o desde arriba).
Es decir que hoy en día nos estamos moviendo con lo que podría ser denominado una confusión lingüística.

Si fuésemos médicos nos daríamos cuenta que esto nos enferma, de ser maestros veríamos que estos conceptos mal aplicados los pone muy nerviosos a los niños y en un matrimonio después de 20 años de convivencia surgiría la necesidad de mayor libertad puesto que además de estar casado uno también pretende auto-realizarse.

Metas de este tipo, que son sumamente grandes, pueden producir inseguridad.

Partamos de la base que estas tres metas siempre se encuentran en la sociedad.

En este salón, por ejemplo, se está consumiendo buen aire, gastando la vestimenta que se lleva puesta, es posible que en un momento empecemos a sentir hambre y también consumamos algo para aliviar esa sensación. Cuando hablamos de economía siempre la asociamos con el dinero. Se cree que es cuestión de producir mercancías y en un sentido un poco más elevado pensamos en servicios. Todo esto genera otro tipo de actividades que se dedican a la venta de mercancías o de servicios (los medios, el marketing, la publicidad).

En lo que hace a lo legal sucede que en este salón nadie nos ha dictaminado cómo hemos de conducirnos. Yo hablo, ustedes escuchan. Empezamos la conferencia a tal hora y terminará a tal hora. Muchos de los problemas que surgen en lo social aparecen por no ser conscientes de tales acuerdos.

En lo que hace al ámbito espiritual, yo les traigo pensamientos y, si a ustedes les gustan, el problema es que crean, que porque les gustan, los tomen como propios. Mi tarea es estimular vuestros pensamientos. Todos tienen que buscar y manifestar los propios pensamientos. Cuando hay muchos pensamientos y todos son distintos, pueden llegar a tener que ser confrontados. Cada pensamiento es como una pequeña semilla que debe ser cuidada por otros.

La vida social debe ser conformada de forma tal que se hallen diferentes cualidades en el planteamiento de estas cuestiones.
No es tan fácil como copiar a otro ser humano pero sin embargo hay gran similitud entre un ser humano y un organismo social. Si observo la formación de pensamientos me muevo en el ámbito de lo neurosensorio y allí el resto del cuerpo no está involucrado.

El ámbito de lo económico se ubica en la región de lo rítmico y si miro el hacer veo el sistema metabólico motor.

Rudolf Steiner dijo que en el ámbito de lo social será sanador lo que se refleja en el espejo del alma humana.

Cuando leyendo esto descubro que algo debe espejarse o se espeja en el alma humana… surge un misterio… yo hubiera esperado que la sociedad hubiera dejado una huella en el alma humana, pero R. Steiner dice que sólo se refleja y que además, ese reflejar proporciona una fuerza.

Vemos una mesa. Si medito sobre cuáles fueron las capacidades necesarias para construirla puedo llegar hasta el maestro que enseñó como plantar la semilla para que creciera el árbol. De esta forma, todo lo realizado en el mundo puede ser una imagen de.
Otro día puedo meditar un poco más y llegar al tiempo en el que fueron descubiertas las herramientas, todas ellas fueron pensadas primero. Uno puede llegar a meditar toda una noche sobre las capacidades que fueron necesarias para llegar a construir esta mesa.

Otro día uno podría meditar sobre cuáles fueron las condiciones sociales de todas las personas involucradas hasta llegar a la construcción de la mesa.

Otro día puedo pensar en cuáles son las necesidades que cubre la función de esa mesa, para apoyo, para lectura, o tal vez ¿utilizar la madera para alimentar la chimenea?

Y entonces puedo sopesar ¿qué valor tiene para mí? y ¿qué valor tiene para quienes trabajaron construyéndola?

Este ejemplo de la mesa, puede ser aplicado a una silla, a un libro, a un celular. (En el caso del celular notaremos que lo integran partes tan minúsculas que ya no podemos seguir el proceso de su construcción).

Este tipo de ejercicios son útiles para ir acercándonos a la pregunta ¿qué es un organismo social? Veo que yo, y cada uno de nosotros, solo soy y es una pequeñísima porción. Seguro que necesito y recibo muchísimo más de lo que cotidianamente recibo.

Haciendo un ejercicio como este puedo obtener respuestas llenas de sentido. Desde allí es posible que se me facilite el comprender a otros y puede ser que empiece a comprender las capacidades del otro y de los otros.

Por más inteligente que sea, siempre necesito del otro ¿Por qué? No es algo que debe decirme alguien, es algo que debo descubrir por mí mismo ¿por qué necesito a los otros? Y repentinamente encuentro una respuesta que no estaba buscando ¿por qué me necesitan los otros? En el ínter juego de ambas preguntas empieza a surgir una realidad de la vida en mí.

¿Cuáles son las tareas y las metas del individuo dentro del organismo social?

Libertad en la vida espiritual. Aquí se abre la posibilidad de exigir que cada persona tenga la posibilidad de desarrollar sus propias capacidades y que por desarrollarlas no esté más arriba o por debajo del otro. Clavar un clavo de 10 cms., por ejemplo, de uno o dos martillazos es algo que no puedo hacer, sin embargo, hay quien lo hace y además lo hace montado sobre un techo y no se sostiene de ninguna viga y lo hace…

Al observar capacidades que resultan del auto aprendizaje y valorizar las capacidades de los más diversos tipos, no será entonces cuestión de discutir, sino de tolerar que las personas mediante su propio pensar arriben a diferentes resultados. Será necesario crear organismos que eduquen de esa forma.

Fraternidad no significa igualdad. Los padres que tienen varios hijos miran qué necesita cada uno de ellos, será necesario practicar y comprender que cada persona tiene diferentes necesidades. Si estamos frente a alguien que consume carne o chocolate, y otro que consume verdura y agua. Hay muchísimos puntos de vista y todos difieren entre sí. Es necesario desarrollar un sano respeto frente al otro.
Mi obligación es prestar atención cuando ese otro no logra cubrir sus necesidades básicas. Tengo la esperanza de cambiar mi punto de vista frente a los otros. Ya no pido y exijo sino que me planteo ¿cómo puedo contribuir?

Igualdad
Esta meta se ve en la vida jurídica. Nos hemos puesto de acuerdo en cómo hacer y llevar a cabo esto o aquello y cuando no estamos seguros, lo ponemos por escrito. Habría que tender a consensuar y a recibir derechos cuando y porqué me son otorgados. ¿qué significa esto para la vida social?

Significa aprender a reconocer la individualidad del otro (en los tres ámbitos).

Se trata esta de una tarea difícil. Para el médico, para el pedagogo, si no toma en serio este punto, frente al paciente o al alumno, pues si lo toma como al paciente anterior o como al compañero no esta respetando la tarea. El encuentro con un paciente debe enriquecer su acerbo personal, pero a cada uno lo debe tomar como nuevo.

¿Que tengo que aprender para trabajar en un organismo social?

Tengo que aprender a aprender. Pues es necesario estar frente al otro como frente a algo siempre nuevo. ¿Como logro crear confianza en el otro? Un contrato no alcanza. Tiene que tratarse de un acuerdo que con el tiempo se va dando naturalmente. Tenemos que aprender que compartimos responsabilidad y trabajo. Aprender que tengo que compartirme pues nadie puede hacer todo.

Si encuentro al otro como meta de mi actuar habré dado el paso necesario para crear un organismo social.

Puntos clave de un organismo social

Donde queramos trabajar conjuntamente nos pondremos la meta de trabajar colegiadamente ¿cuál es la diferencia entre trabajar solo o en comunidad? La diferencia está en querer asumir responsabilidad.

Un grupo puede hablar sobre todo pero no puede hacer todo ¿cómo puede un grupo capacitar a alguien para hacer?

Es importante hacer un diagnóstico ¿cuál es la tarea del grupo? Hay una imagen del futuro ¿cuál es la visión del grupo? ¿Cuál es el rol social de cada uno en el grupo? Es necesario considerar que hay quien integra el grupo y que sin decir nada tiene un enorme efecto sobre el grupo.
¿Cuáles son los procesos de aprendizaje para el grupo?
¿Cómo se llega a un nivel parejo en el manejo de la información?
¿Qué métodos aplicamos en el trabajo del grupo?
¿Los integrantes del grupo podrán realizar otras tareas?

Dentro de cada una de estas preguntas que no sea respondida por el grupo se esconde una enfermedad latente.

La responsabilidad sólo puede ser asumida por el individuo.

Es un síntoma de enfermedad si uno del grupo piensa que tiene que asumir un rol dominante.

Tiene que quedar claro que si alguien habla lo hace porque sabe, o porque tiene una opinión interesante.

Es importante que el grupo tenga muy en claro qué tarea se propone realizar y por cuánto tiempo.

Es importante instrumentar una forma de monitorear si el grupo sigue funcionando bien o no.

La división de tareas es importante pues es necesario poder delegar las distintas tareas. Cuando se conforma un organismo es necesario tener en claro ¿quién delega a quién? (pregunta legal)

La tarea a ser delegada tiene que poder ser descripta ¿cuál es la meta? ¿en cuanto tiempo tiene que ser realizada la tarea?

Cada uno debe saber exactamente qué tarea le fue delegada y quién se la delegó.

La delegación sólo puede ser juzgada por el resultado. El delegado tiene que percibir la confianza del grupo.

Un organismo funcionará solamente si funcionan las tres áreas. Cada uno de los tres órganos solo funcionará si funcionan los otros dos.

Llegamos así a comprender porqué lo que Rudolf Steiner escribió en el año 1919, quedó superado cuatro años después.

Con cada persona que sale del organismo y otra que se integra, el organismo se renueva, es decir que el organismo no puede endurecerse. Se toma alegremente que el grupo tal vez mañana ya no sea igual y con ello vemos que:

un organismo de este tipo es meta y camino a la vez.